Jun 292018
 

ja2018

Estimados Compañeros y Compañeras,

 

os adjuntamos el texto que nuestra compañera Susana leyó en nombre de co.bas ayer, en la Junta de Accionistas.

 

Buenos días a todos, Sr. Presidente, consejeros/consejeras, señoras y señores accionistas, en definitiva, compañeras y compañeros:

Soy Susana Hernández Arribas, trabajadora de Indra Sistemas, y hablo en nombre del sindicato Co.bas (Sindicato de Comisiones de Base). Somos un sindicato de trabajadores, que se mantiene exclusivamente de las cuotas y el trabajo de sus afiliados, que no tiene ningún tipo de subvención y que siempre estará apoyando cualquier acción que consideremos de interés para la clase trabajadora.

Año tras año venimos a esta Junta esperando no sólo hacernos oír en nuestras reivindicaciones para los trabajadores de Indra sino ser escuchados y, por tanto, ser atendidos; y año tras año descubrimos que quizás nos oyen, pero realmente  no nos escuchan  (según la RAE El vocablo escuchar significa “poner atención o aplicar el oído para oír [algo o a alguien]”. Por tanto, la acción de escuchar es voluntaria e implica intención por parte del sujeto, a diferencia de oír, que significa, sin más, “percibir por el oído [un sonido] o lo que [alguien] dice”).

Somos el sindicato mayoritario en los centros donde se encuadra más del 60% del total de la plantilla de Indra Sistemas (Arroyo de la Vega, Anabel Segura y Barcelona). Además estamos presentes en Indra Software Labs, siendo también mayoritarios en el centro de Badajoz. Y lamentamos  profundamente el ninguneo que mantiene de forma reiterada esta empresa con nuestro sindicato.

¿Cómo es posible que publiquen abiertamente sin que se les caiga la cara de vergüenza (a ninguna de las partes) “la discriminación sindical efectiva con nuestro sindicato”? detallando en el Informe de Responsabilidad Corporativa con motivo de esta Junta, lo siguiente (cito textualmente): “Durante el año 2017, se ha impulsado el diálogo con todos los sindicatos a fin de conseguir una interlocución fluida. En este sentido, se ha firmado un acuerdo sobre interlocución sindical con los sindicatos CCOO, UGT y STC, que representan a más del 64% de la representación unitaria. Este acuerdo regula el procedimiento de uso del crédito horario sindical, el número de delegados sindicales por cada sección, gastos de viaje y medios para la actividad sindical.”

¿Cómo es posible que una y otra vez no obtengamos respuesta cuando les pedimos información concerniente a asuntos relacionados con los trabajadores? como es el caso último con el Programa Personal Investigador.

Además, nuestro sindicato está siendo discriminado una y otra vez con destitución de delegados, bloqueo de correos, falta de promociones, de tal forma que nos hemos visto obligados a interponer demanda judicial.

Hemos decidido, además de manifestarnos aquí en esta Junta con la lectura de esta carta, estar también concentrados en la calle, en la puerta principal, para visibilizar nuestra solicitud a la Dirección de la Empresa que hable con TODA la Representación Legal de los Trabajadores, para que de una vez, abra una Mesa de Negociación por el Mantenimiento del Empleo.

Con Co.bas no existe, ni ha existido, ninguna intención de diálogo por parte de la empresa para negociar nada.

Analizando la situación actual, con la poca información de la que disponemos, que mayoritariamente nos llega antes por los distintos medios de comunicación que por la propia empresa, podemos ver que el Plan Estratégico 2015-2017, anunciado en el 2015, en el que la medida casi principal fue el ERE, no ha debido dar el resultado esperado por la Dirección de la Empresa puesto que parece que los despidos han seguido goteando principalmente en las capas de dirección y gestión, y que en esta Junta de Accionistas se anuncia un segundo Plan Estratégico 2018-2020, donde el plato principal es una “segregación, absorción y escisión”, 3×1. Podríamos referirnos al primer plan estratégico como el del ERE y a este segundo plan como el del 3×1. ¿Qué nos espera en un tercer plan estratégico?

Tenemos muchas dudas, y no entendemos cómo es posible que tanto tiempo que ha invertido señor Presidente en el Plan del ERE, tanto sacrificio en la plantilla de la empresa (no sólo con despidos, sino también con bajada de sueldos, traslados forzosos, intolerancia en las condiciones para la conciliación familiar, la presión psicológica en la autoestima de muchos trabajadores en la línea de edad mayores de 45 años, despreciando su experiencia con la excusa de la digitalización) pueda desembocar en la necesidad de un nuevo plan estratégico de restructuración.

¿Cómo es posible que se les engañe a los jóvenes con planes específicos para junior y se les mantenga con categoría de junior durante más de 10 años en muchos casos? ¿Nos podemos extrañar de la fuga de junior´s?

Necesitamos su compromiso, señor Presidente Abril-Martorell, en la estabilidad del empleo de la actual plantilla de las “diferentes empresas del grupo Indra”.

Las cuentas de la empresa publicadas indican que hemos salido de pérdidas, las comunicaciones en general en el país nos dicen que hemos superado la crisis. Las sentencias nos dicen que la corrupción se castiga. El código ético de Indra nos dice que debemos actuar con ética principalmente.

Nuestra pregunta al Sr. Presidente es: ¿Qué política se plantea  usted y la junta directiva de Indra para que su plantilla vuelva a recuperar condiciones justas, salarios justos y sobre todo confianza en la empresa que representa usted como máximo exponente?

Porque, a pesar de todo, siguen manteniendo unas políticas de relaciones laborales que consideramos insostenibles, por ineficaces y por mediocres. Desde el modelo de entrega global, pasando por el modelo de roles, el procedimiento de concertación, evaluación y promoción o la famosa política salarial individualizada, que curiosamente ha promovido una congelación salarial colectiva, estas políticas provocan desmotivación, frustración e incluso problemas de salud muy serios y, por tanto, pérdida de valor del trabajo de profesionales “el mayor activo de toda empresa”.

Y atendiendo a la información recogida en el informe anual, seguimos año tras año sin que se mejore ni un ápice el equilibrio en la diversidad de género.

Desde nuestro punto de vista, Indra sigue diseñando instrumentos, sin opción a la supervisión, que impiden la promoción de personas por sus capacidades, experiencia e implicación, y que dan paso a la promoción por motivos extra laborales que nos crea multitud de problemas en los proyectos.

Respecto al mediático lanzamiento que se hizo de Minsait, la mayoría de la plantilla sigue dudando si se trata de una empresa distinta debido al cambio de la dirección de correos  (xxxx@minsait.es) (eso sí, manteniendo también la de xxx@indra.es). ¿Dónde se vende la marca Minsait? ¿En los clientes, en las universidades, en la plantilla? Por lo que nosotros vemos, en la plantilla. Esto ha generado la diferencia entre unos trabajadores y otros a nivel de ego, pensando unos que son el cuerpo élite (sin que la mayoría de ellos tenga salarios acordes) y otros pensando que por qué ellos no han sido elegidos élite. ¿Quizás se busca la confrontación entre trabajadores? Es cierto, se nos olvidaba que la plantilla es más manejable si no está unida. Y generando envidias se promueve el individualismo, el egoísmo, el no compañerismo, el pasotismo, la prepotencia, la baja autoestima, el enfrentamiento, la sumisión etc, etc.

¿Y por qué no trasladar esto a la RLT? la empresa favorece a los sindicatos mayoritarios ofreciéndoles un camino de rosas con gastos pagados, horas de liberación, promociones a liberados… ¿A cambio de qué? Porque nada es gratis.

Debemos recordar, por otro lado, la desigualdad entre las empresas del grupo, algo que se hace patente entre Indra Sistemas e Indra Software Labs, y más ahora con la escisión de la segunda anunciada para primeros de octubre y que creemos que en esta Junta se hará oficial ante los accionistas.

La discriminación entre empresas del mismo grupo que hasta ahora se sufre, muy patente, con las medidas de conciliación, aplicando distintas políticas entre los  trabajadores, sólo por pertenecer a otra empresa del mismo grupo ¿va a cambiar para todos los trabajadores de Indra con la segregación que anuncian?

Desde Cobas entendemos que una empresa moderna debe ser comprometida con sus trabajadores, ser una empresa atractiva para todos, independientemente de la empresa a la que pertenezca, y el primer paso debe ser tener trabajadores y trabajadoras iguales, sin distinción en función de su origen.

Sr. Abril-Martorell, queremos expresarle que desde Co.bas siempre hemos trabajado y hecho propuestas con un afán constructivo. Por eso no entendemos por qué se nos ponen continuamente trabas para comunicarnos con los trabajadores de esta compañía, con nuestros compañeros, bloqueándonos el acceso a nuestra página web de Co.bas. Práctica que además de injusta, vulnera el derecho a la información que, por ley, tenemos los sindicatos, y como no, de nuevo, discriminatoria frente a otros sindicatos que no tienen ningún veto para poder entrar en sus páginas web.

Seguimos convencidos, como ya indicamos en esta Junta en años anteriores, que sustituyendo la actual política de imposición unilateral de la dirección de la compañía por otra de diálogo y negociación con toda la Representación Legal de Trabajadores será posible alcanzar acuerdos en temas importantes como empleo, salario, etc., que redundarán en un futuro beneficioso para los trabajadores, para la Dirección de la Empresa y, por tanto, para toda Indra.

Muchas gracias por su atención y, de veras, esperamos que nos hayan escuchado y no sólo oído.

IMG-20180629-WA0004 IMG-20180629-WA0005

cobas ja 2018

 

 

 

 

LogoChapa

 Deja un Comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)