Mar 272015
 
Sí, hay que empezar la casa por el tejado.Porque el tejado es el que protege a la casa, es el que la aísla de las inclemencias del tiempo, el que impide que se desmorone, el que proporciona seguridad, confort, estabilidad, tranquilidad, …

En la empresa, de forma figurada, los sindicatos serían ese tejado, ese paraguas con el que protegernos de los abusos empresariales. Si, actualmente hay una campaña de denostación contra ellos, pero ¿son todos los sindicatos iguales?¿son todos los sindicalistas iguales?

Eso es lo que nos deberíamos preguntar. Y también: ¿a quién le interesa que los traba-jadores no busquen apoyo en los sindicatos?

Si los trabajadores no están unidos, no luchan de forma conjunta por sus derechos… nos vemos en la situación de luchar de forma individual contra Goliat. Y no todo el mun-do es capaz de hacerlo. En estos tiempos, además, el trabajador tiene todas las de per-der, cuanto más abandonado, solo y asustado esté… ¡!mejor!!, “La banca siempre ga-na, o mejor dicho, la empresa siempre gana”.

En los últimos tiempos nos hemos venido dando cuenta, y cada vez más, de lo impor-tante que es no sentirse solos y acobardados, cada vez se consiguen más cosas por la tozudez y valor de la gente, no se aguantan con lo que les pasa, no se someten a las inclemencias de lo que los poderes pretenden hacer con ellos, luchan por superar esos problemas, y lo hacen juntos, ese es el camino. La lucha, y unidos, siempre es el camino.

 Deja un Comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)