Ago 052013
 
puertagir
La Puerta Giratoria

BFA (Bankia), intervenida por el Estado español, vende su participación del 20,14% en Indra a la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales).
Según el gobierno es una operación excepcional y necesaria, porque parte del negocio de INDRA está relacionado con la seguridad nacional, y hay que protegerlo.

En 1999 otro gobierno, el de Aznar, privatizó el 66% que controlaba la misma SEPI… suponemos que poniendo en riesgo la seguridad nacional que tanto preocupa ahora. Nos estamos acostumbrando a las contradicciones y mentiras de este gobierno sin decir nada, hay que poner fin a tanto despropósito.

INDRA, vuelve a ser una compañía en la que su mayor partícipe es el Estado, con la Bankia intervenida también lo era, pero transitoriamente, ahora es definitivo.

No podemos saber si la operación beneficia a la SEPI , perjudica a Bankia, o al contrario. Tampoco sabemos si beneficia o perjudica a INDRA, y más importante para nosotros, en qué puede afectar a los trabajadores y al empleo. ¿Más seguridad evitando la entrada de un socio extranjero que pueda fusionar otras empresas del sector, más recortes en inversiones y/o salarios para seguir pagando la deuda publica? (incluida la deuda ilegítima, que ya hemos denunciado desde nuestro sindicato exigiendo una auditoría pública de la misma).

Huele a fraude financiero, inyección de 337 millones de Euros para reflotar a Bankia con una transferencia de fondos públicos y próxima venta de la entidad saneada con nuestros impuestos, que deberían tener otras prioridades. De nuevo salvar a la banca y los banqueros, salvar Cajas que fueron saqueadas por los mismos políticos y dirigentes que después toman estas decisiones, robando de nuevo.
De locos, de listos, se ríen de nosotros una vez más.

Una puerta giratoria permite pasar, sin obstáculos, de un lado a otro de una estancia.
Esta idea de facilidad de paso es lo que sirve para explicar el concepto de puerta giratoria aplicado a la política: define el intercambio de papeles que se produce entre los políticos y las empresas de los sectores regulados a los que afecta la legislación que los políticos crean.
¿Cuanto tiempo tardaremos en ver como consejeros del Grupo INDRA a un Acebes, Aguirre o Soria, o a algún ex miembro de la directiva de Bankia, y ya puestos, mejor los imputados Miguel Crespo o Blesa?. ¿O quizás sea en el otro sentido?, algún directivo de la compañía en alguna secretaría de Estado, o consejo de seguridad, industria… La puerta giratoria, una vez instalada, lo permite todo.
Hasta ahora la puerta giratoria era un concepto muy simple. Como hemos dicho, facilitar el paso entre dos estancias. En su concepción política debemos estar asistiendo a la creación de algo nuevo, más complejo, más inmoral, ya no intervienen dos estancias, aquí tenemos a BFA-Bankia, Comisión Europea (controla el marco del Plan de Reestructuración del Grupo BFA-Bankia 2012-2017), SEPI (Estado), INDRA (sus empresas y absorciones). La circulación se complica, habrá que poner semáforos.

El Estado, el Gobierno, entra y sale de INDRA cuando le conviene, sin dar explicaciones, sin justificar lo bueno o malo de la operación. Unas veces para hacer caja, malvendiendo empresas con beneficios, incluso de importancia estratégica y de seguridad nacional, otras para hacer favores políticos o facilitar negocios privados entre amigos.

Queremos más información, saber a dónde vamos.

  2 comentarios en “El Estado vende al Estado el 20% de las acciones de INDRA”

  1. […] Carlos Aparicio, y de un ex-subsecretario, Adolfo Menéndez. Tal y como anticipábamos en este blog la puerta giratoria ya está engrasada y […]

  2. […] El Estado vende al Estado el 20% de las acciones de INDRA […]

 Deja un Comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)